ENTRENOS

El orgullo de los Toros

Los Toros Negros en la categoría Cadetes demostraron todo su valor ganando el tercer puesto en la International New Year Cup. El calendario ha hecho que el equipo de la Fundación Marcet se haya vuelto a enfrentar al Cardedeu, un choque que ya se dio en la fase de grupos.

Esta vez los Toros Negros han salido muy concentrados al terreno de juego, pero sus rivales también han sido valientes. Ha sido necesaria la tanda de penaltis para decretar el ganador del encuentro, que al final ha sido precisamente el equipo dirigido por Arnau Basagaña. ¡Enhorabuena a todo el equipo!

Un día de World Cup

Sergio Benavides, entrenador de la Fundación Marcet, explica el día a día de los Toros Negros durante el curso de la World Cup 2013. Desde el desayuno por la mañana hasta la merienda de las 18:00 horas, el técnico relata en detalle todas las actividades llevadas a cabo en las instalaciones de Barcelona.

Así descubrimos que los participantes en la World Cup no sólo dedican su jornada a entrenarse y a competir, sino que también tienen tiempo para relajarse en la piscina, para asistir a charlas técnicas, para aprender los valores necesarios para la práctica del fútbol, etc. Un programa completo destinado a la mejora individual técnico-táctica y humana de cada pequeño futbolista.

Entrenamiento en la playa

Atención médica personalizada

Cuando las cosas (y los músculos) se tuercen, ahí están los fisioterapeutas de la Fundación Marcet, a completa disposición de los jóvenes jugadores de los Toros Negros que se entrenan en la Ciudad Deportiva de nuestra escuela de fútbol.

Se trata de especialistas acostumbrados a trabajar con equipos que juegan en las ligas profesionales. Esta Semana Santa se ecnuentran al lado de los campos de entrenamiento para arreglar las lesiones más ligeras y valorar las más serias con el objetivo de preservar la buena salud de todos los deportistas que participan en los cursos de la Fundación Marcet.

La fisioterapeuta Ana, por ejemplo, acaba de aconsejar a Álvaro que descanse un día entero antes de volver a entrenarse. El joven futbolista tuvo que interrumpir sus ejercicios por unas molestias en la rodilla que resultaron ser una elongación de un ligamento lateral interno. Tras unos masajes, Ana habló con el entrenador de Álvaro, que decidió mandarle a la ducha para que descanse y vuelva en buen estado de cara a los partidos que su equipo tendrá que disputar en los próximos días.

Más suerte tuvieron José Enrique y Pablo. Para el primero, un cuádriceps sobrecargado. Para el segundo, un simple golpe en una rodilla. Ambos pudieron seguir con los entrenamientos sin problemas. Una rápida visita al fisioterapeuta sirvió para sacarles de dudas.